Escrito por

Dormir poco puede provocar cáncer y disminuir los beneficios del ejercicio

La vida tan desenfrenada que llevamos muchas veces hace que el tiempo sea uno de los inconvenientes más importantes. Por eso en muchas ocasiones dormimos muy poco o nos cuesta consolidar el sueño. La realidad es que esto no hace más que afectarnos en todos los sentidos, especialmente en lo que se refiere a los beneficios propios del ejercicio y al hacer que podamos llegar a tener mayor riesgo de padecer cáncer.

dormir poco

Esta afirmación proviene del hecho de un estudio especial realizado a más de 6 mil mujeres en la Universidad de Maryland en donde se ha llegado a la conclusión de que el sueño es un factor muy importante y determinante en lo que se refiere al riesgo de cáncer de estas mujeres.

Tenemos un artículo que te puede interesar sobre L-Cartinina para adelgazar en este enlace

Quienes dormían menos de 7 horas al día tenían un 47% mayor de probabilidades de padecer cáncer que aquellas mujeres que dormían más. Esto también se comprobó entre las mujeres que realizaban más actividad física, descubriendo que quienes tenían mejore s resultados eran aquellas que realmente dejaban descansar su cuerpo las horas necesarias.

La media de horas que duerme una persona es de seis o menos horas al día, según algunos expertos, lo cual va cada año disminuyendo debido a que la pérdida de sueño crónica es uno de los grandes factores que altera otro tipo de enfermedades como lo es por ejemplo la obesidad, la diabetes, la presión arterial, enfermedades cardiovasculares, entre otras.

dormir ayuda riesgo cancer

La realización de ejercicio físico diario o frecuente sin lugar a dudas que ayuda a que este tipo de patología que altera el sueño disminuya al máximo y sobre todo a que el riesgo de poder padecer cáncer de colon, mama o similar no sea tan notorio como en estos casos.

Además de todo lo anterior, el dormir menos hace que otras zonas de nuestro cuerpo se vean alteradas, como es el caso por ejemplo de los pulmones o los riñones. Pero quien más sufre es sin duda el corazón, lo que podría llegar a afectar y hacer que haya mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

El sueño también es un factor más que notorio en los desequilibrios emocionales como sucede con la depresión, algo que puede llevar al abuso de sustancias varias que intetan conciliar el sueño de alguna forma que no lo logran y a largo plazo terminan dando complicaciones varias y afectando a todo el cuerpo en general.

Con todo esto queda claro que el cuidar las horas que dormimos por la noche es fundamental para que nuestro cuerpo se regule de alguna forma y que todo el esfuerzo que hacemos en cuanto a ejercicio y dietas cumpla su objetivo, de lo contrario no sería posible tener los beneficios que esperamos y peor aún, se estaría aumentando la probabilidad de padecer cáncer.

Más artículos que te pueden interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos