Los mejores consejos y entrenamientos para superar las oposiciones de Policía Nacional

Si te quieres convertir en Policía Nacional, sabes que no puedes fallar en una sola de las pruebas. Especialmente en las físicas, donde mucha gente se confía y le tiran. De ahí la importancia de conocer los mejores consejos y entrenamientos para superar las oposiciones de Policía Nacional Los mejores consejos y entrenamientos para superar […]
Abdominales.info

Si te quieres convertir en Policía Nacional, sabes que no puedes fallar en una sola de las pruebas. Especialmente en las físicas, donde mucha gente se confía y le tiran. De ahí la importancia de conocer los mejores consejos y entrenamientos para superar las oposiciones de Policía Nacional

Los mejores consejos y entrenamientos para superar las oposiciones de Policía Nacional

A la hora de dar los mejores consejos y entrenamientos para superar las oposiciones de Policía Nacional, el primero que te damos es: invierte en tu futuro. No hagas la guerra por tu cuenta. Apúntate a una academia, contrata un entrenador personal y prepárate con gente que sepa lo que hace, que conozca las oposiciones y que te sepa guiar en este complicado camino.

¿Que cuesta dinero? Obviamente. Pero lo que estás haciendo te va a hacer ganar ese dinero y más. Al final, las pruebas a las que te vas a enfrentar no son pruebas generales, sino muy específicas. Por eso mismo, requieren de alguien experimentado que te lleve a un punto físico muy específico.

Consejos para superar las oposiciones de Policía Nacional

Comenzamos los consejos para superar las oposiciones de Policía Nacional y lo hacemos con uno en el que mucha gente no suele caer.

  • Entrenador personal con tiempo – Muchos aspirantes al Cuerpo Nacional de Policía se deciden a contratar un entrenador personal cuando se agobian, a pocas semanas de las pruebas. No hagas eso. Planifica con tiempo y cuanto antes contrates al entrenador, más margen de entrenamiento tendrá. Habla con él o ella para marcar los tiempos y adaptarlos a tu entrenamiento.
  • Principio de especificidad – Si has confiado en un entrenador personal, no te salgas de sus rutinas. Sus ejercicios son específicos para las pruebas de acceso al CNP, así que mejor no pruebes cosas que no conoces, pues pueden terminar con una lesión o dolores puntuales.
  • Días previos a la prueba – La semana previa a la prueba, no fuerces a nivel físico. Lo que no has conseguido en meses, no lo vas a sacar en días. Esa semana debe ser de mantenimiento y descanso. Especialmente, el día antes de las pruebas, donde debes descansar por completo y comer al menos dos horas antes de afrontar las pruebas.

  • Descanso – Sabemos que tienes muchas ganas y estás a tope pero debes descansar. Duerme 7-8 horas al día, come bien y cuídate. El entrenamiento tiene en el descanso el 50% de su éxito y, si fuerzas demasiado, será contraproducente.
  • Demostración – Cuando tu entrenador te cree una rutina personalizada, debe explicarte y mostrarte la técnica ideal para hacer cada ejercicio. No sólo eso, debe hacerlo contigo y corregirte hasta que lo hagas igual de bien. Mejorarás con el paso del tiempo pero la base debe ser la mejor posible para evitar cualquier susto.

Entrenamientos para superar las oposiciones de Policía Nacional

Una vez te hemos dado algunos consejos, es horas de echar un ojo a los entrenamientos para superar las oposición de Policía Nacional. Entrenamientos que hemos dividido por ejercicios similares a los de la oposición o beneficiosos para trabajar grupos musculares necesarios para las pruebas.

Atletismo

En el caso de la oposición a Policía Nacional, la prueba de resistencia consiste en recorrer 1.000 metros en pista en el menor tiempo posible. 3’49» es el tiempo máximo que tendremos y con el que la puntuación sería un 0 sobre 10. No es nada fácil y debemos prepararlo a conciencia. ¿Cómo lo hacemos?

Lo primero es comenzar a entrenar en zonas llanas, pues la prueba es en una pista de atletismo. Además, se recomienda hacerlo en formato HIIT. Así, un entrenamiento se basará en series de sprints, con descanso activo, caminando o trotando al punto de partida y descansos de 60-90 segundos. Los sprints debemos hacerlos al máximo de velocidad. Así, las progresión del entrenamiento puede ser así:

  • 5 series de 30 metros
  • 5 series de 40 metros
  • 6 series de 50 metros
  • 8 series de 50 metros

En lo que respecta a los 1.000 metros, las series se irán a 250 metros y debemos dividir el tiempo marcado por cuatro. En tal caso, repetiremos la progresión de los sprints, pero recorriendo 250 metros y descansando dos minutos.

Siempre que entrenes la carrera, debes descansar al día siguiente

Dominadas

Dominadas para los hombres y suspensión agarradas para las mujeres. Esta prueba se le atraganta a más gente de la que parece, de ahí la relevancia de entrenarla a conciencia.

Además, es un ejercicio que se tiene que entrenar de forma directa, pues es muy específico y otros ejercicios recomendados (como el remo con barras), no tienen incidencia directa en la ejecución de la dominada. Así, toca trabajar duro desde el principio. Eso sí, lo haremos de manera escalonada, para no forzar demasiado.

  • Suspensión – El primer paso será aguantar suspendidos de la barra, con la barbilla por encima.
  • Fase excéntrica – Comenzamos a subir y bajar pero con ayuda del entrenador en los primeros ejercicios
  • En solitario – El aspirante debe subir solo a la barra y bajar por su cuenta muy despacio
  • Una dominada – El primer paso a la gloria: toca hacer una dominada completa sin ayuda alguna. El objetivo deben ser cinco dominadas individuales con dos minutos de margen y descanso entre ellas

  • Dos dominadas – El siguiente paso es duplicar las dominadas y llegara a dos
  • Ir sumando – A partir de ahí, toca ir sumando una dominada cada vez que nos veamos capaces, sin llegar a forzar y siendo capaces de completar tres series. Notarás que una vez llegas a las tres dominadas, te es mucho más fácil ir aumentando las que vas haciendo.

Circuito de agilidad

Por último, el circuito de agilidad. Aquí sí que es necesaria la ayuda de un entrenador especializado en esta prueba. No sólo te montará el circuito, sino que te explicará una y mil veces cómo hacerlo.

Aquí no hay trucos, es repetir y repetir hasta aprenderlo de memoria y hacerlo por inercia y rebajando cada vez el tiempo en completarlo. Conos, vallas, señales, saltos… Debemos entrenar todo porque, en un momento dado, el circuito puede cambiar.

Si tienes acceso, no descartes usar un circuito de Agility para perros, pues es lo más parecido que vas a encontrar. Aunque sea más largo, te servirá para coger fondo y adaptarte a varias postas.

También te puede interesar:

También te puede interesar