Olvídate de los “platos principales”
0 votos

Olvídate de los “platos principales”

Una pauta a seguir para obtener perfectos abdominales de piedra es evitar las comidas abundantes. Lo ideal es comer seis pequeñas comidas a lo largo del día, siempre evitando atosigarnos y quedar de interne.

abs

Las seis comidas deberán ser un desayuno liviano, una pequeña colación a media mañana, un almuerzo frugal, un tentempié de media tarde, una merienda modesta y una cena temprana. Siempre dejando de comer al sentirse lleno.

Esto impide que el cuerpo requiera convertir los carbohidratos que consumimos en exceso en ácidos grasos y se acumulen. Al comer de más, el cuerpo sencillamente almacena el alimento, si comemos justo lo que necesitamos, nuestro sistema no tendrá necesidad de hacer esto.

Además, comer en exceso a la noche es una de las peores cosas que le podemos hacer a nuestro metabolismo. Irse a dormir con el estómago rebosante disminuye la velocidad en la que nuestro cuerpo consume los alimentos, lo que es terrible para una dieta en la que pretendemos quemar grasas.

Por último, ¿recuerda esa sensación “tirante” en la barriga luego de comer mucho? Bien, tener el estómago lleno literalmente nos estira las fibras musculares del abdomen, al igual que los órganos internos, echando a perder varias series de ejercicios de abdominales. El mismo efecto tienen las bebidas gaseosas, si bien las bebidas dietéticas prácticamente no contiene calorías, el gas nos “infla” el estómago, lo que nos estira los abdominales tanto como comer de más.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>