Saunas y entrenamiento
0 votos

Saunas y entrenamiento

Hay muchos productos que prometen hacernos perder peso haciéndonos sudar. Ya sean bandas elásticas que no permiten a la piel respirar o los conocidos saunas, mucha gente cree que al sudar se está convirtiendo grasa en sudor, y así bajaremos de peso.

sauna

Por supuesto, no puede haber nada más alejado de la realidad. La grasa no se convierte mágicamente en sudor, por más que nos guste la idea. Sencillamente es imposible. No hay ningún proceso metabólico mágico que convierta la grasa en sudor a fuerza de calentarla a vapor. Es como pretender que calentando mucho una porción de pollo frito, ésta disminuya su contenido graso y su contenido de calorías.

Además, la idea de un montón de entusiastas envueltos en toallas en un salón de sauna no es realmente la que se suele asociar con pérdida de peso y buen estado físico.

En definitiva, lo único que se pierde al sudar es, efectivamente, agua. Tampoco es buena idea utilizar un servicio de sauna antes de entrenar, ya que una buena parte del agua que se pierde en el sauna proviene del torrente sanguíneo, y es muy importante no poner en riesgo el flujo sanguíneo si se pretende entrenar a la brevedad. Los músculos al ser entrenados necesitan un flujo de sangre abundante, y no sólo no obtendrás los mismos resultados, sino que puedes llegar a desmayarte o sentir fatiga demasiado pronto, y no poder rendir al máximo.

Por otra parte, se han hecho estudios que indican que sudar es beneficioso, particularmente para la piel, ya que limpian todas las toxinas.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>